Los autónomos optan a más subvenciones que las autónomas

El maestro maldito del periodismo sevillano Pepe Guzmán dedicó un día tres páginas de la sección de Deportes del desaparecido El Correo de Andalucía al boxeo. Lo anunció así: “Boxeo”, en el cintillo de la primera página. “Más boxeo”, en la segunda. Y al pasar a la tercera el lector se encotraba, en todo lo alto del remate de esa borrachera de pugilato, “Hoy nos ha dado por el boxeo“.

En el BOJA del 14 de noviembre no extraña la convocatoria de subvenciones para los autónomos, si en el contexto preelectoral de días atrás no hubiera habido más subvenciones y de oposiciones, un chorreo de esperanza que igual cambia la perspectiva de voto: no es igual ir a la urna enfadado con el mundo y con la maleta hecha que con una posibilidad, aunque sea en el aire, de iniciar o continuar un proyecto de vida.

Por colectivos, quienes más partida reciben (superará en 2018 y 2019 los dos millones de euros) son los hombres autónomos mayores de 30 años. Para compensar, el conjunto de las mujeres menores de 35 años perciben más cuantía que los jóvenes varones. En total y por sexos la diferencia es 2.676 millones para hombres y 2.654 mujeres autónomas de cualquier edad.

Hay partidas sin distinción de género  para autónomos con discapacidad, víctimas de violencia de género o víctimas de terrorismo y también para quienes hubiesen finalizado un contrato para la formación y el aprendizaje. En todo caso, la gran distinción es la subvención individual: 7.200 euros para 62 discapacitados o víctimas, frente a los 3.800 para los y las jóvenes y 2.600 para los autónomos mayores. En el reparto por provincias hay más fondos para las más castigadas por el paro, como Cádiz.

Además, el BOJA del día inicia la convocatoria pública para la distribución del gas canalizado en 12 localidades de la provincia de Córdoba.

Como siempre, el BOJA íntegro.